VOLVEMOS…

VOLVEMOS

Hoy miércoles empezamos de nuevo. A las rutinas de siempre (el despertador, la mochila con el material y el desayuno, el timbre de cada hora, las ilusiones, reencuentros y nervios en la barriga) este curso se añaden nuevas e imprescindibles rutinas: nuestro kit de protección (mascarilla y gel), la distancia de seguridad, los saludos sin contacto físico, la limpieza de manos, las reuniones online…

A pesar de los pesares, volvemos y lo hacemos después de una larga espera de seis meses en los que no hemos olvidado el valor de ir a la escuela, un acto social que une e iguala a toda la ciudadanía. Las familias, la comunidad educativa y la sociedad en general deseaba esta vuelta. Una vuelta mucho más complicada de lo habitual, aunque muy organizada. Volvemos y lo hacemos gracias al esfuerzo de nuestra comunidad educativa (familias y alumnado, personal docente y no docente). Su implicación está siendo y será clave para que podamos hacerlo de una forma continuada y segura.

Empezamos y esto será posible gracias a nuestro personal de limpieza que capitaneado por la incombustible Dulce ha trabajado bajo un estricto protocolo para garantizar que nuestros espacios estén en perfectas condiciones de salubridad.

Volvemos y lo hacemos con un perseverante profesorado e incansable equipo directivo que está haciendo un esfuerzo inmenso por la actualización digital y la formación en aprendizajes que garanticen que nuestros chicos y chicas sigan con su educación en tiempos de pandemia.

El regreso a las aulas tampoco habría sido posible sin el compromiso de nuestro personal de administración (Mariceli y Montse) y servicios (José y Ramón en la conserjería, Leo en las labores de mantenimiento y Lorena y Martín en la cafetería) que han hecho lo imposible por lidiar con la burocracia e intendencia, más complicada en esta época.

Ahora nuestro alumnado y sus familias comparten con ilusión los preparativos para una vuelta segura a la escuela. Es importante que tomemos conciencia de la importancia que tienen unos buenos hábitos higiénicos y no olvidemos nuestra responsabilidad a la hora de cumplir el protocolo de actuación de nuestro centro y así evitar más contagios.

Volvemos y, a pesar de las dificultades y dudas, es una muy buena noticia.